1er ejemplo ‘Antes y después’

¡Hola!

 

Tal como te conté el lunes, inauguré la sección ‘Antes y después’, y hoy te traigo mi primer ejemplo.

Te contaré primero su historia y sus necesidades, para que veas la evolución y el motivo de la elección de mi look para ella.

 

 

¿Quién es ella?

Se trata de una mujer de casi 30 años, que hace dos años fundó una empresa de licores artesanales (por cierto, ¡muy pero que muy ricos!).

Así que al principio, su forma de vestir no requería de ningún tipo de dedicación excesiva, púes su día a día se basaba en la elaboración del licor en la nave de producción.

Además el tema de la moda y tendencias tampoco le ha interesado demasiado. Su estilo es muy masculino y casual, sin arriesgar en ningún momento.

 

 

¿Cuál es su problema?

Su problema empieza con la tarea comercial. Al principio se movía por su zona, donde ya era conocida, pero gracias a la alta calidad de su producto, empieza a cerrar reuniones con personas y empresas externas a su entorno, expertos en vender productos selectos y únicos.

Su día a día va cambiando progresivamente, así que para cuando se quiere dar cuenta, debe cambiar su armario para este nuevo tipo de situaciones diarias.

Solamente encuentra en él ropa de arreglar, de hace mucho tiempo, y de un estilo muy clásico. El típico traje negro, una americana beige y un par de tops básicos.

Durante unos meses con esto es suficiente, pero cada vez son más las reuniones y actos a los que debe asistir, y se da cuenta que tiene un problema.

 

¿Cuál es su solución?

Por ese motivo acudió a mí, para que pudiera sacar el máximo partido de ella en el menor tiempo y con el menor dinero posible.

El primer paso es encontrar su punto fuerte, en él es donde baso mi asesoramiento de imagen, en hacer destacar su mejor zona, que en su caso es la parte superior del cuerpo, y dejar el resto en un segundo plano.

Su silueta es triangular, lo que significa que las caderas son más sinuosas que sus hombros. Así que debo hacer destacar estos últimos lo máximo posible.

 

 

¿Cómo lo consigo?

proves_logo_petit_d Jugando con los colores más claros o más oscuros situados estratégicamente

proves_logo_petit_d Entallando las piezas superiores

proves_logo_petit_d Dando la estructura correcta en los hombros con la americana adecuada.

proves_logo_petit_d Escogiendo el talle, la largura y la forma más conveniente para los pantalones.

proves_logo_petit_d Conservando siempre su estilo y carácter. Usar falda o vestido sería ir en contra de su personalidad

 

Así púes, después de una tarde de compras intensa, este ha sido el resultado:

Antes Despues

 

 

Tips de imagen by Look & Txell

proves_logo_petit_d Como ves, en la primera imagen, su cintura pasa inadvertida y por culpa de ello su silueta deja de ser triangular para convertirse en oval

proves_logo_petit_d También el cuello y las mangas del jersey, la hace parecer más baja de lo que en realidad es, y por lo tanto menos estilizada en general

proves_logo_petit_d Finalmente, las bambas completamente planas también hacen que su postura corporal no sea la correcta

 

¿Qué te parece el cambio?

 


NEWSLETTER

 

Comentarios (16)


  1. Tomo nota de tus consejos!!yo también soy mas anchita de cadera!!me ha encantado. Menudo cambio con un par de detalles. Muchas gracias por compartir!!

  2. Me ha encantado! Siempre he sentido curiosidas por estos servicios pero nunca encuentro el momento, a ver si me decido. Miy buen trabajo

    1. ¡Hola Sandra!

      Si, la verdad es que este tipo de servicios son una inversión para toda la vida porque tu cuerpo cambiará, como el de todas, pero tu estructura siempre será la misma, así que lo que aprendes con la Asesoría de Imagen es para siempre.

      ¡Gracias! 🙂
      Un beso

  3. Me ha encantado toda la historia, si es que la imagen es importante , es la que habla de quienes somos, nuestra carta de presentación , qué alegría que su producto sea muy bueno, ella imagino ahora que notará la diferencia hasta a nivel marketing de su empresa. Y claro seguro que se sentirá feliz con el cambio.
    Es sin duda una genial historia real.
    Un beso
    Duapara

    1. ¡Hola Duapara!

      ¡Qué bien que te haya gustado!

      Tienes razón en todo lo que comentas, la imagen es lo primero que la gente ve y por lo tanto rápidamente se forma una idea sobre quién y cómo eres, y si no se corresponde con la realidad es muy difícil de cambiar.
      Un beso

  4. Hola hola!!!!
    Me ha gustado muchísimo tu post!! Creo que das unos consejos muy prácticos y que los voy a tomar para mí misma también! Yo también soy un poco triangular, quizá menos que ella, pero me encanta el cambio!!! Creo que está estupenda! Bravo!

    1. ¡Hola Adriana!
      Jejeje me alegra que te haya gustado ¡Gracias!

      Esta es precisamente la idea básica del blog, ayudar a sacarte partido con consejos básicos y si puedo sobre personas reales mejor, porqué si te explico los consejos y luego te pongo la imagen de una modelo,… púes no se aprecia bien ¿no?

      Un beso

  5. Me encanta el cambio, es impresionante, lo unico que cambiaria seria el tejido de la chaqueta, creo que se arruga demasiado fácilmente. Buen trabajo !!

    1. Hola Celia,

      si, la americana tendrá que cuidarla bien y ponerla siempre colgada.
      Pero tenia tan buena caída que fue imposible no cogerla! 🙂

      Un beso

Los comentarios estan desactivados.