Armario y esencia

¡Hola!

 

Voy a ser muy pesada con este tema,… pero es que es muy importante tener un buen fondo de armario.

 

Por qué en él, se esconde tu esencia natural. Aquello que te identifica como persona.

Quizá eres cercana, alegre o tímida da igual, eres perfecta.

El problema es saber cómo eres realmente y poder trasladar esos valores que te hacen única, a tu imagen personal.

 

Y para poder conseguirlo, es muy importante que tu armario y tú andéis de la mano, porqué sino, será imposible que te veas y te reconozcas en el espejo.

 

Así que hoy te propongo unos ejercicios que te ayudaran a encontrar tu esencia natural.

 

¿Te atreves?

 

Antes de empezar, busca espacio y tiempo para ti. Son ejercicios que parecen rápidos, pero que si quieres hacerlos bien te tomaran tu tiempo.

 

1.

Piensa en tres características que definan tu carácter.
¡Es muy importante que las elijas sin juzgar!
Si yo soy egocéntrica, lo soy y no pasa nada.
Estas sola contigo misma, no tienes porqué mentirte.
Elígelas lo más sinceramente posible.

 

2.

Una vez tengas las tres características, hazte la siguiente pregunta para cada una de ellas:
¿Cómo me hace sentir ser así?
Si te hace sentir bien y a gusto, perfecto.
Si no, identifica por qué no te sientes bien. ¿Es porqué realmente te disgusta, o es por qué socialmente está mal visto?
Si la respuesta es que socialmente está mal visto, tendremos que trabajar la importancia que das a la opinión de los demás, dejando de lado la tuya.
Si realmente te disgusta, intenta identificar cómo podrías mejorar esa característica.

 

3.

El último ejercicio es preguntar a 3 o 4 personas de tu entorno, que no te conozcan demasiado, qué les transmites. Qué emociones sintieron el día que te conocieron.
Es preferible que sean personas no muy cercanas a ti, porqué tus amigos o familia ya saben cómo eres y no serán opiniones objetivas.

Si las características que has escogido encajan con aquello que dicen de ti, ¡perfecto! Estas transmitiendo tu esencia natural con tu imagen personal.
Si no es así, estás transmitiendo unos valores que no te identifican, no eres tú. Y eso a veces puede transformarse en un problema de autoestima importante.

 

¿Por qué las personas me dejan de lado, si soy muy cercana?

Quizás porqué transmites agresividad con tu imagen.

 

¿Por qué nadie cree en mis decisiones, cuando demuestro que funcionan?

Quizás porqué transmites inocencia o debilidad en tu puesto de trabajo.

 

Siendo así, deberemos trabajar tu imagen personal para transmitir tu esencia natural.

 

 

Cuando sepas exactamente cómo eres y qué transmites con tu imagen, podremos empezar a trabajar con tu armario. Escogiendo las piezas adecuadas, no solo a tu silueta y proporciones corporales, sino a tu personalidad y a tu esencia.

Solo así, podrás tener en tu armario aquellas piezas que te caracterizan y que te hacen sentir extraordinaria.

 

Recuerda que solo hay una persona que tiene la clave para mejorar tu imagen personal y la relación que tienes con ella, ¿sabes quién es?

Exacto, tu misma